Seleccionar página

El intruso a combatir en una COCINA CUIDADA

En toda cocina uno de los pilares de la higiene es un adecuado control de plagas.

El mantenimiento de las plagas alejadas de la elaboración de alimentos es fundamental por la cantidad de enfermedades que tienen la habilidad de propagar con su sola presencia.

Hoy dedicaremos un espacio a una de las plagas más comunes LAS CUCARACHAS. Desagradables y repulsivas son responsables de llevar y traer importante cantidad de gérmenes actuando como vehículos de los mismos debido a su alimentación y los ámbitos donde se mueve. Escherichia Coli, Salmonela, Fiebre Tifoidea, el Staphylococcus y Streptococcus, el Cólera, la Gastroenteritis, el parásito causante de Mal de chagas, son algunas de las enfermedades que llevan y traen.

Las variedades y peligros más comunes: 
  • La cucaracha americana o voladora, problema especial en el verano ya que anidan en árboles e ingresan a las viviendas a través de ventanas y aberturas.
  • La cucaracha oriental o de cloaca, que alcanza grandes tamaños al igual que la voladora pero carecen de alas, y la cucaracha alemana o rubia, la más pequeña y problemática sin lugar a dudas una vez que se establece en una cocina.
  • El problema de la cucaracha alemana es su resistencia a gran variedad de insecticidas, adaptación que ha logrado a lo largo de su evolución y su capacidad de anidar específicamente en lugares húmedos y cálidos con especial predilección por aparatos eléctricos.
  • Hendijas en paredes, enchufes de luz abiertos, motores de heladeras, microondas, cafeteras, son ideales ya que les brindan el albergue y calor que requieren y en la cocina o baños encuentran la humedad que tanto les gusta. Huyen de la luz por lo que es más común verlas con actividad durante la noche o encontrarlas en gran cantidad al encender la luz.

INDICE DE PLAGAS

Insectos voladores en las COCINAS.

Fuente: URBANAS

¿Cómo controlarlas?

Los pilares para su control son restringirles el acceso a restos de alimentos y el agua.

Se alimentan de cualquier residuo orgánico en especial por nuestros alimentos y los adultos pueden sobrevivir por un mes sin agua, por ello la adecuada higiene de una cocina, con un exigente proceso de limpieza, el mantenimiento de superficies secas, sin dejar restos de agua ni siquiera en las bachas de lavado son acciones que en el tiempo dan gran resultado.

Evitar las posibilidades de anidamiento cerrando aberturas en paredes, rajaduras, espacios entre mesadas y paredes y enchufes sin cubrir son medidas de alta eficacia.

Estas acciones se acompañarán con un producto adecuado dando los mejores resultados los cebos de aplicación en gel.
En los establecimientos gastronómicos el cumplimiento de las Buenas Prácticas de Manufactura serán el pilar para actuar contra ellas, con un adecuado programa de mantenimiento de instalaciones, un correcto procedimiento de manejo de residuos, el control de proveedores (ya que suelen ingresar por la materia prima), eficaces programas de limpieza y desinfección y la visita y acciones obligatorias de una empresa especializada y habilitada para Control de Plagas.

¿Querés saber más sobre Cocina Cuidada?

Enviamos tu consulta aquí

Más información

3 + 6 =